jueves, 9 de febrero de 2012

(Te) Quiero...

Quizá por su título esta entrada os haga pensar que voy a  hablar del romanticismo de una relación, de las mariposas en el estómago o de esa BSO con violines que empalaga hasta al mismísimo Cupido....              Pues no, el máximo romanticismo que vais a encontrar será el que pueda ofreceros vuestra mano (o dedos) cuando terminéis de leerla, las mariposas hace tiempo que se fugaron con un taxidermista y cualquiera pone una BSO por aquí, capaz que vienen los del FBI y nos cierran el Valhalla o peor, se nos aparece la Sinde (nótese un escalofrío)...así que vamos al tema en cuestión, el verbo "querer".
  Muchas veces los hombres nos critican porque queremos muchas cosas, porque somos caprichosas, porque tenemos muchos antojos y normalmente deben ser ellos los que los satisfagan, pues bien, si eso nos caracteriza como mujeres, yo hoy me siento más mujer que nunca 
y quiero...
  
  Quiero que seas mi hombre perfecto mientras aparece el indicado. Quiero que seas el hombre que me mire para desnudarme, que se muerda el labio para empaparme, que me sonría para hacerme temblar... Quiero que seas el hombre que roce mi cuerpo para conocerme, que tenga la autoestima más grande que la polla, que le eche un par de cojones para sentirse el amo... Quiero que seas el hombre que me agarre del brazo y me lleve al baño más cercano, que no pregunte, que me empotre en la pared, que me susurre un "no temas, o sí..."... Quiero que seas el hombre que se pierda en mi garganta, que me agarre del culo, que genere ganas, que pierda los papeles, que se olvide de las normas, de la gente, de lo correcto, que solo preste atención a sus ansias... Quiero que seas el hombre que se arrodille, que me ensalce, que lama, que chupe, que muerda, que rasgue, que apriete, que ahogue, que azote, que gima, que meta, que saque, que pida, que dé... Y después de todo eso, quiero que seas el hombre que desaparezca (total, antes o después todos lo acaban haciendo), porque querer no significa que te quiera, porque si tengo que querer a alguien prefiero quererme a mi misma que para eso, me siento muy mujer.

  Como mujer nunca dejaré de creer en los cuentos de hadas, como Valkyria he decidido reescribir los finales, porque los príncipes azules se quedan en Pitufos y porque los únicos charcos que quiero que se formen a mis pies, no quiero que estén compuestos de lágrimas. 

¿¿Tú quieres algo??







8 comentarios:

  1. Su, enhorabuena por tu blog! Que bien escribes chiquilla.
    Un placer leerte.
    Mil besos Su,

    Pa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cariño, significa mucho para mi tenerte por aquí, casi tanto como tú...
      Mil besos y un abrazo (de esos, ya sabes) Pa, mi Pa... ^^

      Eliminar
  2. Pedro Lopez (Tú Angel) Hola Guapa... tarde o temprano sabia que ibas a tener un blog, la historia?? yo te leo hace tiempo y sé perfectamente lo que te gusta de un hombre, animas a cualquiera a intentar ser como describes, solo para estar a tu lado por unos instantes aunque sea. Encantado de leerte, aunque un poco celoso de que te vayan descubriendo mas gente poco a poco...

    Beso enorme.
    Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi mayor sorpresa, mi niño...tú no solo sabes lo q me gusta porque me lees, sabes lo que me gusta porque tú eres asi y asi me has gustado siempre, y de celos nada que para eso...fuí tuya (aunque tú no me quisieras) 8)
      Mil besos mi Angel...

      Eliminar
  3. K emocion al leer el texto.Un apreton muy fuerte.
    Juanj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm...que sea del culo por favor...
      Gracias J ^^

      Eliminar